Que pasará en 2021 y II

Continúa del anterior …

El consumo, principal componente del PIB caerá un 16 % por aumento de los desempleados de una parte y la contracción del gasto por otra como consecuencia de la desconfianza que se tiene en la situación. También  el paro  lastará el futuro de las pensiones y los ingresos previstos, que contraerán la demanda interna haciendo inviables las previsiones (en modelo el papel lo aguanta todo) de recaudación de impuestos reflejados en los PGE. Todo ello como consecuencia de una difícil situación con cuatro millones de parados y otro millón atrapados en los ERTES que dibuja una situación desoladora en cuanto al futuro empujando a la emigración, además de un 40 % de  paro juvenil preludio de una generación sin expectativas, con proyectos de vida frustrados que los convertirá en jóvenes airados, empobrecidos y con salarios como Chequia.

Además de estos datos nos encontramos con otras realidades que llegadas de aluvión con la pandemia e impulsadas por la situación parece que vienen para quedarse definitivamente.

Así, la medicina, primera actividad afectada por el CORONAVIRUS tardará años en volver a la normalidad, pues lo cierto es que han dejado de atender muchas necesidades y ahora hay que ver cuantos pacientes están en peligro real en una sanidad que durante tanto tiempo algunos se llenaron la boca diciendo que era la mejor del mundo y que llegada la hora de la verdad pareció no serlo tanto. Lo que hace falta de verdad es visión para afrontar cambios imprescindibles como la telemedicina, algo más que llamar por teléfono y  no ser atendidos, la implantación definitiva para todos los casos de la receta electrónica añadido con la medicina a distancia que la tecnología ya permite, todo ello si los diecisiete sistemas interiores lo  consienten, que no está nada claro que un cambio tecnológico y preventivo en profundidad sea admitido por el prurito de las sacrosantas competencias autonómicas.

Tendremos también que acostumbrarnos a vivir en una nueva movilidad, que será algo más que fastidiar a la gente con estúpidos carriles bici, la reordenación de la comunicación de las vías públicas deberá tener muy presente la atención de las necesidades con la aplicación de recursos tecnológicos y de traslado adecuados, que establecerán modelos de burbujas, tanto sanitarias como de trabajo, comerciales o actividades culturales.

El mundo profesional que se ha visto claramente afectado por esta pandemia ha dado un impulso claro al teletrabajo que irá en aumento y será lo habitual. Las viviendas alcanzarán mayor valor cualitativo, serán lugares para algo más que dormir, con espacios  desde los cuales tele trabajar que requerirán dotaciones e infraestructuras básicas seguras, con funcionamiento sin sobresaltos y que por medio de la destrucción creativa hará que los espacios para oficinas declinen paulatinamente su importancia, igual que las video conferencias, con la implantación definitiva de sistemas como Zoom o Skype, se implantarán en detrimento de viajes, las reuniones presenciales y el presentismo con los horarios infernales existentes hasta el momento.

Todo estará además condicionado por factores que influirán claramente sobre España sin que pueda influir, o muy poco, sobre ellos. Las guerras comerciales, el petróleo, clave en un País como el nuestro dependiente al 88 %, los movimientos de inmigrantes ilegales que han olido como los tiburones la sangre que España permanece inane ante la situación o la cada vez mayor irrelevancia ante la Unión Europea por lo poco fiables que nos consideran, además de las injerencias de los regímenes iliberales cuando no directamente dictaduras y muy importante : la orfandad tecnológica que sufrimos en un mundo cada vez más necesitado de ella.

En este pasado 2020 hemos ganado en miedo, en incertidumbre, existe gran inquietud por  ver cuando pasará todo y que traerá 2021, que viendo la mediocridad de las estructuras y de quienes toman decisiones a todos los niveles, no podemos asegurar que se afronte con garantías.

Publicado en General | Deja un comentario

Que pasará en 2021. I

Ha pasado el peor año de mi vida. Desde que muy joven, jovencísimo, me incorporé a UCD he visto pasar múltiples situaciones en España, las Constituyentes de 1977, los Pactos de la Moncloa en octubre de ese mismo año, el referéndum constitucional de 1978, las primeras elecciones municipales de 1979 y la implosión de las Comunidades Autónomas del artículo 143 en sus primeras elecciones del año 1983, también la firma del tratado de adhesión a la Comunidad Europea.

Además de estos hitos políticos he vista padecer a la Nación con la crisis del petróleo, la enorme crisis económica de 1992 después de unos fastos de nuevo rico con la celebración de Olimpiadas y Exposición Universal al mismo tiempo, la asonada de 2004 que llevó a un cambio político que cultivó la tremenda crisis económica gestada entre 2008 y 2011, todo ello más el sufrimiento y la sangre provocada por los asesinos terroristas etarras y las intentonas golpistas del 23 de febrero de 1981 o el  no culminado, de momento, en Cataluña.

Muchas cosas me ha dado tiempo a ver en todos estos años, muchas cosas han pasado en España desde el establecimiento de la democracia, pero ninguna tan terrible como la crisis sanitaria y la ruina económica que el CORONAVIRUS ha provocado en 2020, con una población acobardada y mansurrona que ha buscado refugio en «Papá Estado», que si algo ha dejado en evidencia esta situación ha sido su incapacidad para proteger a la gente, su incompetencia en la gestión siendo al mismo tiempo un depredador del dinero de los contribuyentes.

Tenemos una complicada situación, unos ciudadanos apocados que tienen miedo a la libertad y ante lo cual, la aparente seguridad que brinda el Estado es muy tentadora, de ahí que muchos claudiquen ante las promesas de seguridad que no son otra cosa que una estafa que se paga con menos  libertad.

Nos llega 2021 que traerá nuevos hábitos de comportamiento, en el trabajo, en las relaciones sociales, en el ocio. El miedo se ha implantado y seremos más desconfiados e individualistas en la búsqueda de los intereses propios, como  consecuencia de esa inquietud y de un Estado que con su habitual perversidad ha mentido mucho a la gente, pretendiendo además anestesiar el estado de ánimo de una sociedad bombardeada constantemente por los medios oficiales y también por los bien «engrasados» medios amigos, empeñados en implantar la tiranía de un pensamiento que no admite discrepancias en la búsqueda de consensos malignos y enmascarar los abusos del poder justificándolos por la crisis sanitaria.

Los ciudadanos vamos a necesitar tiempo para asimilar todo lo vivido este 2020, las turbulencias sanitarias, el secuestro ciudadanos, la merma de libertades, la separación de poderes convertida en una mera separación de funciones, el destrozo económico, la incompetencia de lo público, la mentira gubernamental y aceptar que muchos van a vivir peor, no temporalmente, siempre.

Este 2020 ha sido  pródigo en mensajes estúpidos que sería injusto cargar exclusivamente  en el debe institucional, aquí ha habido mucho cooperador lanzando a la opinión pública mensajitos del tipo » de esta salimos más fuertes» o «salimos mejores» etc … y demás melonadas del buenísmo propio de los meapilas y la ultra izquierda, coincidentes ambos en sus pretensiones de dirigir la vida de la gente utilizando eslóganes  que son especialmente irritantes sabiendo que son mentira, porque cuando salgamos, cuando sea, lo haremos peor.

En el ámbito económico de 2021 la situación actual dejará como un grato recuerdo la crisis que se gestó en 2008 – 2011, pues el Déficit Público será del 12 % y la Deuda alcanzará el máximo en toda la historia de España : el 128 % del Producto Interior Bruto.

Continuará …

 

Publicado en General | Deja un comentario

No podemos llamarlo democracia

Encaramos el final de 2020, año terrible que nos ha dejado hasta el momento más de 50.000 muertos, una desolación económica de la que no saldremos antes de una década, ello si se adoptan las políticas adecuadas, una ciudadanía emocionalmente herida, desconfianza en unas instituciones que no han dado respuesta eficaz y una acción gubernamental que ha erosionado con sus meditadas decisiones la democracia misma.

En estos momentos no se puede sostener, objetivamente, desde una posición democrática real, que en España estamos disfrutando plenamente de los viejos principios de separación de poderes, respeto a las libertades individuales, salvaguarda de la propiedad, libertad de información, libertad de tránsito y empresarial o la no intromisión del aparato del Estado en la vida de la gente.

Que en España la separación de poderes ha estado siempre contaminada y que lo nuestro es más una separación de funciones que otra cosa es indubitado, alcanzando en estos momentos un nivel  de intromisión que no se corresponde con una separación efectiva y democrática de poderes. La pretensión de un Ejecutivo que ya controla el Legislativo para elegir mediante  normativa ad-hoc a los componentes de Consejo General del Poder Judicial no es admisible en términos democráticos, intención esta de control judicial que ya dejó intuir por donde iban las cosas con la muy poco potable designación de la Fiscal General.

No es únicamente la situación sanitaria actual, es la circunstancia política provocada que tiene cerrado el Parlamento con un Estado de Alarma de seis meses que impide controlar al Gobierno y como consecuencia dispone de unas atribuciones que se están demostrando peligrosas para la gente, en donde, sin anestesia, un General de la Guardia Civil declara sin reparo alguno que están espiando a los ciudadanos que emiten opiniones no afectas para el Gobierno, al tiempo que actúan contra la libertad pergeñando un «Ministerio de la Verdad» y perpetrando una Ley para «combatir las fake news» sin aclarar quien controlará al controlador o quien impedirá la censura.

No acaban aquí las cosas no, por desgracia, se prepara normativa para que Hacienda en su labor represora pueda entrar en domicilios y sedes empresariales sin avisar y para cerrar el círculo maligno de todo gobierno omnipotente también se quiere limitar la utilización del dinero en efectivo propiedad de la gente, para que esta, obligada a utilizar otros medios de pago haga que el control de nuestros hábitos de consumo, de nuestra vida en definitiva, les cueste menos esfuerzo. Podemos también decir que estos aspirantes a ingenieros de almas ante todo lo que demuestran es que son refractarios a la libertad, pues al final todo acaba en lo mismo, todo tiene el mismo objetivo : Controlar la vida de las personas.

Si este control no fuese suficiente y la ciudadanía acometiese la improbable decisión de rebelarse ( por su propia cobardía ) ante el secuestro que padece, las restricciones a las empresas, las mentiras oficiales sobre el CORONAVIRUS o los miles de muertos producto de la errática actuación en el manejo de las crisis y quisiera expresar su descontento, siempre tienen a disposición los cuerpos policiales con la «Ley Mordaza» del malhadado Fernández, un santurrón que mucho mal ha causado a la democracia española, en donde conservando la apariencia democrática se ha convertido en una cáscara vacía con apariencia de elecciones democráticas, mientras se lamina la separación de poderes, se desactivan los controles democráticos y el gran hermano gubernamental vigila lo que dice o hace la gente, para que esta sea cada vez más sumisa y dependiente del Estado.

 

Publicado en General | Deja un comentario

la táctica bandoneón

Cada vez es mayor el número de personas que se preguntan, con bastante lógica, cual es el procedimiento que se está utilizando por parte del Gobierno de España para contener la expansión del CORONAVIRUS. No se acaba de entender bien, que como un bandoneón que se expande o se cierra según que sonido se quiera expresar, la dispersión de órdenes, medidas, formas de actuación y falta de proceder conjunto bajo la misma dirección, no sepamos cual es la melodía que se quiere interpretar para que sea reconocida por todos y aceptada por la mayoría.

Sin entrar, en esta ocasión, en la dejación de funciones que han perpetrado contra la separación de poderes 194 Diputados permitiendo que el Gobierno pueda actuar al margen del propio Parlamento  eludiendo su vigilancia, Diputados que no están solamente abdicando de su labor de control, sino que están privándonos a los ciudadanos de nuestra soberanía democrática  al suspender nuestra presencia delegada  y no respetar la separación de poderes que se han convertido en una mera separación de funciones, situación consentida por una población cobardona y acomodaticia.

Esta cobardía no se ha instalado solamente entre la población, los dirigentes políticos actúan con temor, mirándose de soslayo para ver quien es el que restringe libertades y no aparecer como el liberticida jefe, todos esperando que el campo esté lo suficientemente embarrado para que nadie pueda culpar a otro en exclusiva del secuestro de la población, que ya no está para aplaudir todos los días a las ocho de la tarde, sino que cuando reviente su paciencia y salgan con las cacerolas puedan mandar a la Policía y /o Guardia Civil a reprimir las libertades con la «Ley Mordaza» por medio, todos sean responsables de la situación y no puedan reprocharse nada entre ellos.

Mientras tanto estamos soportando medidas dispares, mucha confusión, información , contradictoria en bastantes casos y la ausencia de una autoridad única que ponga orden estableciendo directrices comunes, con un comité de expertos que lo sean de verdad además de públicos sus nombres, que ponga en marcha una campaña de test masivos y rastreadores para perseguir el CORONAVIRUS y su evolución, adelantar escenarios y combatir inteligentemente al virus, acompañado de las necesarias campañas de concienciación ciudadana, realizado todo ello con la autoridad moral que un equipo profesional, riguroso y no contaminado partidistamente  podría hacer.

Esta incompetencia manifiesta además les tiene espantados por el destrozo económico que ya está aquí con datos escalofriantes, el Producto Interior Bruto ha descendido en Tasa Interanual un -8,7, descenso muy superior al de la Unión Europea que ha sido del -3,9 y también al que han experimentado Francia, Alemania o Italia, todos ellos en el entorno del – 4, la mitad que España.

Y les tiene espantados porque nos enfrentamos a un horizonte de recuperación que llevará más de una década, pues si en la anterior crisis, la generada entre 2008-2011, llevó la caída del PIB a un -1,3 y no nos recuperamos hasta 2018, imaginemos lo que puede suceder teniendo un crecimiento negativo siete veces superior al de entonces.

Conscientes de ello y con el miedo político hasta el tuétano tratan como si de un bandoneón fuese de salvar periodos económicos concretos, soltaron a la gente para tratar de arreglar el verano y ahora tiene que cerrar los pliegues del instrumento para tenernos secuestrados en Noviembre con la esperanza de dejarnos libres al final de mes y poder  salvar la campaña de navidad. Todo ello sin solucionar nada, mientras esperamos a ver que nos permitirá seguir diciendo el nuevo Ministerio de la Verdad y sus espías.

Publicado en General | Deja un comentario

Otra vez secuestrados

En el mes de Marzo pasado fuimos encerrados, confinados, despojados de nuestro derecho a la libertad. Causa …? el CORONAVIRUS del que ya tenía el Gobierno de la Nación conocimiento por medio de la Organización Mundial de la Salud, también  de la Unión Europea a través del Centro para el Control y Prevención de enfermedades, además de disponer los propios informes internos.

No obstante todo ello fue obviado  permitiendo que las  las concentraciones y la vida  de las  personas continuaran como si nada provocando la situación que hemos conocido.

Si algo puso en evidencia el CORONAVIRUS fue el fracaso de «lo público», incapaz de dar respuesta a las necesidades que tenían los españoles, un Estado que fracasó cuando únicamente el 2 % de la población necesitó mayor atención, más espacio hospitalario, respiradores, test, guantes o mascarillas, además de fracasar también a la hora de dar explicaciones, trasmitir confianza y hacer frente al caos organizativo de aquellas fechas.

Lo único que funcionó ( para ellos ) durante aquel secuestro fue la represión policial, que amparada en la malhadada «Ley mordaza» de Fernández y en el estado de excepción, actuó con una chulería, prepotencia y entusiasmo contra muchos ciudadanos, que han creado una zanja en la confianza de la gente que igual algunos no volvemos a recuperar.

Ahora, 50.000 muertos después, con la Nación destrozada para décadas y ante su rotundo fracaso nos vuelven a situar en lo único que entienden : La represión. Ante esto no se puede admitir por decencia intelectual con nosotros mismos, que el único mecanismo planteado por el Gobierno para luchar contra el CORONAVIRUS sea quitarnos la libertad.

Desde el levantamiento del secuestro en junio pasado no se han solucionado los peligros sanitarios, continúan aumentando los contagios , los muertos, los problemas con la educación, en las empresas, todo ante una Nación desmoralizada y  con muchos más parados que observa atónita como  las diferentes Administraciones del Estado se enfrentan en unos casos, ocultan o manipulan datos en otros siempre con el mismo resultado : más contagiados, más muertos.

Ante estoque es lo que se hace …? pues vuelta a las andadas con otro Estado de Excepción, lo llamen como lo llamen, represión en vena, más impunidad para los gobernantes. Nada  de prevención, nada de comités científicos independientes marcando el camino a seguir, nada de realizar test masivos para localizar, perseguir , adelantar escenarios y propuestas, únicamente se ha visto una pelea de competencias políticas  que además cono  si no fuera suficiente con la situación interior está perjudicando la imagen exterior de España hasta tal punto, que hay Países en donde nos empiezan a tener la misma consideración y respeto que el que puedan tener con Argentina y esto en la Unión Europea se lo toman muy en serio, sobre todo pensando en «la pasta» que van a poner con el Fondo de Reconstrucción y que pone en cuestión las capacidades de gestión y buen hacer de «lo público».

A pesar de todo esto, observaremos en fechas próximas como los bien engrasados medios pro gubernamentales comenzaran a resaltar la culpa de las personas, que tienen los malos hábitos de moverse y  relacionarse, con lo cual no queda más remedio que confinarnos, por nuestra culpa, claro, siempre por nuestra culpa. Mientras tanto la gente seguirá callada, tan cobardemente que parece dispuesta a rendirse definitivamente ante una crisis que el poder pretende sea únicamente sanitaria, pero que ante todo es política, en donde claudicará una mayoría, con gran gozo para los gobernantes de un Estado monstruoso que lo único que tiene acreditado es su capacidad para gastarse el dinero de los contribuyentes y endeudarnos mientras ve pasar la vida, enfermar a la gente y caer.

Publicado en General | Deja un comentario

El turismo es un gran invento y II

…. continúa del anterior.

El turismo demanda para su habitual desarrollo de otras industrias de cuya actividad se nutre. La industria agroalimentaria coloca ahí una notable parte de sus productos, lo mismo que la industria del frio, tanto medioambiental como de conservación, mientras que la significativa industria textil española fabrica para los hoteles tanto sabanas como almohadas, como las dotaciones que se necesitan en mantelería y uniformes.

Estos casos concretos no son los únicos, el impulso tanto a la actividad comercial como a la cultura son evidentes. Los comercios españoles son lugares habituales para la actividad turística, en donde sobresalen los compradores chinos con un gasto medio por compra de 924 euros, seguido por los mexicanos con 712 euros o los estadounidenses con 548 euros por cada compra, sin olvidar la importancia de japoneses y rusos con un gasto de 536 y 407 euros respectivamente en unas compras que tienen como principales partidas la adquisición de ropa, el 59 % del total o la joyería que supone otro 15 %.

La presencia de los visitantes extranjeros en el circuito cultural español es también más que visible como acreditan los propios datos del Reina Sofía con un 65 % de visitantes extranjeros  sobre un total de cuatro millones y medio, o los del Museo del Prado en donde el 58 % de los tres millones y medio de visitantes anuales son foráneos.

Pero no son únicamente estas magnitudes económico empresariales que he señalado la particular realidad, el turismo aporta intangibles a la Nación del que nos beneficiamos tanto españoles como empresas que salen al exterior, comenzando por la imagen de marca País que trasmiten nuestros visitantes y haber convertido hermosísimo español en el segundo idioma de comunicación mundial.

De todas estas aportaciones del turismo a la realidad socio / económica española, se expande al resto de actividades aunque no se encuentren vinculadas al sector, pues las personas que trabajan y tienen sus ingresos por medio del mismo son los que luego consumen ropa, calzado, automóviles o cambian la cocina de su casa.

La inversión que el Gobierno de la Nación, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos realizan para que formen parte de la oferta turística  es algo de lo que nos beneficiamos los españoles como  usuarios de las mismas, pues nosotros utilizamos también los aeropuertos, las autovías y todos los espacios dedicados a la visita turística.

Así que téngase mayor atención, respeto y háblese con más conocimiento y menos superficialidad de un sector muy  importante en la economía nacional, que se relaciona e impulsa otras muchas actividades profesionales y que es más, mucho más, que hamacas en las playas o limpieza en los aeropuertos y sobre todo, que la próxima vez que alguien nos vuelva con la cantinela de «Hay que cambiar el modelo productivo» nos explique como se hace, que es lo que hay que hacer y quién lo hará.

Publicado en General | Deja un comentario

El Turismo es un gran invento. I

Con este título se estrenó en 1968 una película protagonizada por Martínez Soria, era el modelo de propaganda buenista que toleraba la dictadura, situada en un marco costumbrista mostraba los principios de una industria internacional que en España inicia su lanzamiento desde el Ministerio de Información y Turismo con aquellas  campañas de «España es diferente».

Básicamente son los primeros pasos de un turismo de masas que en 2019 vio llegar a España 83,7 millones de personas procedentes del exterior y que interiormente ha entrado definitivamente a formar parte de los hábitos de comportamiento de los españoles, tal como acreditan los datos de la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares realizada por el Instituto Nacional de Estadística.

A lo largo de todos estos años el turismo en España se ha situado como una actividad de enorme relevancia económica y social cuya participación en el PIB está en el entorno del 11% y que previo a la crisis del CORONAVIRUS trabajan 2,6 millones de personas.

Estamos por lo tanto hablando de un sector cuya importancia cuantitativa es muy superior a la Agricultura, la Ganadería y la Pesca que ocupando a un millón de personas supone un 2,5 % del PIB, o también podemos señalar al sector de la Construcción que alcanzando el 6 % de PIB tiene en la actividad unos 950.000 empleos. Estamos por lo tanto ante un sector de actividad de importancia capital que solo en 2019 trajo a España millones de visitantes extranjeros que gastaron más de 90.000 millones de euros.

Esto así, directamente, que la importancia e influencia en otros sectores, profesionales o empresas es notable, comenzando por la Educación en donde la Universidad expide los Grados de Turismo, los centros oficiales los títulos superiores de FP del sector, además de las habilitaciones profesionales de Guías Turísticos o las Escuelas de Idiomas imprescindibles para una adecuada cualificación de los profesionales que operan en la actividad.

Que el turismo no es endogámico es algo más que evidente, pues la profesiones que se nuclean en mayor o menor medida junto al sector son numerosas. Así la relación con las Agencias de Publicidad y RR.PP que diseñan las campañas turísticas y que también requieren de las empresas de artes gráficas para la elaboración de folletos, cartelería, guías etc … actividades estas que también se relacionan con las organizaciones de congresos y eventos, que a su vez necesitan azafatas, guías , traductores o servicios de seguridad, formando un amplio entramado de funciones con el turismo que no finaliza con estas, ya que sigue  demandando desde socorristas a corredores de seguros.

Vista esta relación, en ningún caso exhaustiva, el mundo sectorial / empresarial acompasado con la actividad turística demanda de manera muy principal transporte, ya sea este aéreo, ferroviario, por carretera o marítimo, capaces de transportar a millones de personas no únicamente desde sus puntos de origen sino también por el interior de la Nación.

Continuará …….

Publicado en General | Deja un comentario

Dos países en uno

Si de repente un saturniano ( gentilicio de los naturales de Saturno) después de haber recorrido los 1.200 millones de kilómetros que lo separan del planeta tierra aterrizase en España, da igual que fuese en Molledo o en la gaditana Alcalá de los Gazules, pensaría que se encontraba en dos países distintos sobre una misma piel de toro; de un lado una España trabajadora, que quiere ser avanzada, de otro una pléyade de depredadores de recursos, parásitos del esfuerzo de los anteriores.

En 2017 escribí un artículo titulado «No somos un País de mierda» en donde expuse las indudables fortalezas que España tenía y que con algunas heridas de momento conserva.

Decía entonces que España tiene un gran activo en su  idioma, el segundo de comunicación mundial, además de una esperanza de vida de 81 años para los hombres y 84 para las mujeres, la más elevada del mundo después de Japón, la mortalidad infantil es de 3,3 cada mil nacimientos que sobre un índice de 222 países es mejor que otros 210 y sitúa a la Nación en el primer lugar de trasplantes y donaciones de órganos.

España exporta por valor de 260.000 millones de euros, es capaz de fabricar casi tres millones de vehículos y exportar el 84 % de esta producción y además cuenta con empresas mundialmente relevantes con Telefónica, BBVA, Repsol, Inditex, Grifols, Ferrovial, ACS o Antolín.

En este País nuestro que tiene una industria de construcción naval en vanguardia mundial además de una importantísima flota, es líder en sistemas ferroviarios, somos los segundos productores mundiales de vino, los primeros exportadores de aceite o en materia de educación privada, en donde el IE y también IESE están en el top mundial de las escuelas de negocios , a la misma altura que Harvard o Fontainebleau.

Desde luego que esta es una Nación con sobresalientes empresas , sectores y actividades, la del Museo del Prado, la del Escorial, la del tercer exportador mundial de libros, la que vio nacer la Escuela de Salamanca que alumbraron Tomás de Mercado, Diego Cobarrubias o Juan de Mariana.

Si, esta España, estos españoles que trabajan, invierten y se esfuerzan, sostienen ellos solos sobre sus hombros todo un País de cuarenta y siete millones de habitantes.

Esta que puede ser la fotografía de una magnífico País queda contrarrestada en primer lugar por la propia estructura del Estado, enorme, insoportable en lo económico y en lo cotidiano. Gobierno Central, Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales, Cabildos Insulares, Mancomunidades, Ayuntamientos, Pedanías, Juntas Vecinales, Entes, Empresas Públicas, Observatorios … y tres millones de empleados públicos en una maraña que no se justifica objetivamente como necesaria, además de estar endeudada hasta el límite de la supervivencia.

Esta tumoral estructura pública no es la única depredadora de los esfuerzos y dinero de la España que trabaja, están acompañados, muchas veces con mucha complicidad, por toda una pléyade de vividores subvencionados especialistas en el drenaje de recursos. No hace falta insistir en los de la kultura, los de la cosa ecológica, los buscadores de concesiones monopolísticas o los socio conscientes de la cooperación, tribus estas que forman parte del paisaje presupuestario. También hay que añadir toda una maraña que han descubierto nuevos nichos de actividad subvencionable, que viven de ello y actúan como propagandistas.

En nuestro País el discurso, la capacidad para contar historias que formatean las mentes lo ha impuesto sin ninguna duda la España improductiva, han sido capaces de distorsionar la realidad hasta convertir en antipáticos a ojos de una cierta mayoría que los que trabajan, se esfuerzan, tiene éxito, gana dinero y responden de sus actos son los culpables del hambre en el mundo, la guerra de los boers y de la peste porcina, por lo cual deben ser señalados, desacreditados, masacrados a impuestos y por supuesto vivir de ello, imponiendo la percepción de ser los justos en esta rentable industria de la mentira.

Todo esto ocurre actualmente en nuestro País ante los ojos de unos espectadores, los españoles, que como las vacas al tren miran indiferentes una situación que en lugar de proyectarnos en la senda de Austria, Luxemburgo o Suiza nos acabará convirtiendo en Argentina.

Publicado en General | Deja un comentario

Lóbrego futuro

El 16 de marzo se paralizó el País, secuestraron la libertad de personas y empresas como consecuencia de no haber querido actuar primero, cuando se conocían desde hacía un mes por medio de la Organización Mundial de la Salud, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades de la Unión Europea y diversos informes internos la peligrosidad del virus. Luego fueron miles de muertos que tratan de disimular, la población encerrada, el desplome económico de España con millones de empleos destruidos y las libertades ciudadanas a la discrecionalidad de un Gobierno sin controles democráticos merced al llamado Estado de Alarma que en realidad fue un Estado de Excepción.

Caminamos hacia el crepúsculo veraniego, han evitado establecer un mando central para la situación por no incomodar a los amigos que sostienen parlamentariamente al Gobierno, mientras los rebrotes aumentan muy alarmantemente, la situación económica está gripada con el agravante de una situación turística que padece los problemas de España y el extranjero.

La sensación de derrota es de tal calibre, que parece tarea imposible encontrar algo a lo que aferrarse para tener una esperanza racional que no se encuentre contaminada por la propaganda.

Esta percepción sobre lo que está pasando no es gratuita, están ahí los tozudos datos que muestra los muertos ocasionados cuyo número se acerca a los 50.000, pesada losa sobre la gente que afronta la última parte del verano con la esperanza de un buen comportamiento económico / empresarial truncada  y mantiene sobre la cabeza de millones de españoles el desasosiego del paro y unos ERTES cuya finalización no será un retorno al trabajo.

La situación la confirman los diferentes indicadores de actividad económica que se están conociendo, la bolsa castigando a los ahorradores sin saber en donde puede estar su suelo, la cancerígena deuda pública  no para de aumentar llegando a superar el 100 % del Producto Interior Bruto hasta los 1,258 billones de euros.

Con este panorama sobre las expectativas del País hay que tener en cuenta la visión de los empresarios, protagonistas muy principales de lo que se avecina y no, desde luego, unos sindicatos politizados y subvencionados hasta la nausea, es necesario saber como  evoluciona el  Índice de Confianza Empresarial para conocer las expectativas de los protagonistas ante el inmediato futuro, que según datos publicados recientemente por el INE el 55 % de los empresarios se muestran pesimistas ante lo que se avecina, datos corroborados por los principales ejecutivos, según publica FORTUNE, piensan que el año 2021 será tan dañino como están resultando 2020, situación que también ratifica el Indicador de Sentimiento Económico, ESI, elaborado por la Comisión Europea señala a España como la única economía donde la confianza ha empeorado.

Todo esto produce confusión en las tinieblas de esta situación, quiebra de confianza en las Instituciones por su incapacidad para solucionar unos problemas que no dejan de aumentar y desesperación. A ver entonces como reaccionan unos ciudadanos que han estado secuestrados por un infumable estado de excepción y reprimidos por unas policías amparadas por la «Ley Mordaza» del malhadado Jorge Fernández, que sarcásticamente está siendo bien aprovechada por quienes de «boquilla» tanto se opusieron a la misma. Mientras tanto los españoles continúan tan apáticos, temerosos y silentes que parecen amar la servidumbre.

Publicado en General | Deja un comentario

Nada es gratis

España atraviesa la más importante crisis del siglo XXI, el CORONAVIRUS y las decisiones gubernamentales han colocado a la Nación en una situación más allá de lo preocupante.

Además de los miles de muertos que algunas fuentes acercan a los cincuenta mil y las verguenzas  de un sistema  estatal de salud colapsado en cuanto tuvo que atender a algunos más de los habituales, también la economía hizo crack. El INE y el Banco de España ya avanzaron unas estimaciones bastante negativas que se han visto superadas por el baño de agua helada que supone una contracción del PIB por encima del  dieciocho por ciento, superior en ocho puntos al descenso experimentado por Alemania, en cinco al descenso de Francia e incluso superando en seis puntos porcentuales al de Italia. Esta situación se vuelve infernal con los datos del paro del mes de julio en donde se ha destruido un millón de empleos y con los ERTES amenazando a la vuelta de septiembre.

Con esta situación el Gobierno necesita imperiosamente dinero, no solamente para poder afrontar los ERTES, sino también para mantener la Nación en pie.

La primera solicitud de ayuda del Gobierno se dirigió a la Unión Europea requiriéndoles  para que crearan un fondo de 1,5 billones de euros en transferencias, así, en crudo, sin anestesia.  Los Países de la UE respetuosos con el dinero de sus contribuyentes no atendieron tan disparatada pretensión y lo que han hecho ha sido habilitar el «Fondo  de la Europeo de Reconstrucción» por importe de 750.000 millones de euros (que es muchísimo dinero) con una parte destinada a créditos y otra a transferencias.

Esta que es una buena noticia para la situación española se acompaña de una serie de condiciones, no será una borrachera de dinero para subvencionar ocurrencias ni pastorear amigos, el dinero estará condicionado y además los Países de la Unión se han dotado de una medida precautoria el «Freno de emergencia» para evitar la utilización inadecuada de dichos fondos.

Además existen otras directrices que los Países que ponen el dinero han plantado sobre el tablero de la política española para enderezar la situación y no sea eternamente el enfermo de Europa.

Otra cosa que han dejado clara los prestatarios es que no le deben nada a España y no tienen ninguna obligación, que lo suyo es una decisión política para no desestabilizar ni al euro ni a la Unión, imponiendo unas medidas que son un baño de realidad que no consentirá políticas gamberras.

Entre las condiciones que la actual situación impone se encuentra la presentación de un «Plan Nacional de Recuperación» que concrete actuaciones, importe, plazos. También el Plan debe reflejar las recomendaciones de la UE a cada País.

La recomendación básica inicial de la Unión Europea tiene como objetivo el gasto público, se quiere acabar con el gasto pícnico causante originario de todos los problemas, además de implantar nuevas metodologías para mejorar la eficiencia del estado, que en España tiene hábitos de pluma y manguito en algunas figuras impositivas, en donde el gasto estructural para recaudar un euro asciende a 1,47 €.

El mercado de trabajo es otra área que la UE ha situado como objetivo de mejora con directrices muy claras en cuanto a la flexibilidad laboral y mejora en las política activas de empleo.

Las pensiones forman parte de las condiciones, la jubilación para incluso más allá de los 67 años no es algo a descartar, lo mismo que sufrirán los actuales pensionistas parte del ajuste requerido para la Seguridad Social.

Incrementar el IVA es también algo recurrente por parte de las UE, que coincide además con las tomas de posición del FMI y del Banco de España. Los tipos de IVA reducido y super reducido se aplican en amplio número de productos que los países prestatarios entienden deben ser del tipo normal, pues argumentar que el  impuesto medio sobre consumo en España es del 9,4 % mientras que en el resto de la UE ronda el 16 %.

La Unión Europea es la decisión política que creó un espacio abierto para personas,  capitales y mercancías, en definitiva : La Libertad. Casa mal con este acervo comunitario los diecisiete mercados interiores que tiene España, por lo tanto da la impresión que esta petición del mercado único tendrá que eliminar en unos casos y homogeneizar en otros tanta normativa que produce mermas de libertad, distorsiones en el mercado e ineficiencia económica.

Además de estas hay otras cuestiones que crean desconfianza a los socios de la Unión, España no es un País amable para los negocios, es un auténtico infierno de normativas y restricciones a la competencia, en donde la inversión empresarial requiere seguridad jurídica, certidumbre política y que las AA.PP no estorben.

Estas son algunas de las reorientaciones que deberá acometer el Gobierno para acompasar sus necesidades a la llegada de los dineros europeos. Nada que pueda sorprender, a fin de cuentas nada es gratis.

Publicado en General | Deja un comentario