El turismo es un gran invento y II

…. continúa del anterior.

El turismo demanda para su habitual desarrollo de otras industrias de cuya actividad se nutre. La industria agroalimentaria coloca ahí una notable parte de sus productos, lo mismo que la industria del frio, tanto medioambiental como de conservación, mientras que la significativa industria textil española fabrica para los hoteles tanto sabanas como almohadas, como las dotaciones que se necesitan en mantelería y uniformes.

Estos casos concretos no son los únicos, el impulso tanto a la actividad comercial como a la cultura son evidentes. Los comercios españoles son lugares habituales para la actividad turística, en donde sobresalen los compradores chinos con un gasto medio por compra de 924 euros, seguido por los mexicanos con 712 euros o los estadounidenses con 548 euros por cada compra, sin olvidar la importancia de japoneses y rusos con un gasto de 536 y 407 euros respectivamente en unas compras que tienen como principales partidas la adquisición de ropa, el 59 % del total o la joyería que supone otro 15 %.

La presencia de los visitantes extranjeros en el circuito cultural español es también más que visible como acreditan los propios datos del Reina Sofía con un 65 % de visitantes extranjeros  sobre un total de cuatro millones y medio, o los del Museo del Prado en donde el 58 % de los tres millones y medio de visitantes anuales son foráneos.

Pero no son únicamente estas magnitudes económico empresariales que he señalado la particular realidad, el turismo aporta intangibles a la Nación del que nos beneficiamos tanto españoles como empresas que salen al exterior, comenzando por la imagen de marca País que trasmiten nuestros visitantes y haber convertido hermosísimo español en el segundo idioma de comunicación mundial.

De todas estas aportaciones del turismo a la realidad socio / económica española, se expande al resto de actividades aunque no se encuentren vinculadas al sector, pues las personas que trabajan y tienen sus ingresos por medio del mismo son los que luego consumen ropa, calzado, automóviles o cambian la cocina de su casa.

La inversión que el Gobierno de la Nación, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos realizan para que formen parte de la oferta turística  es algo de lo que nos beneficiamos los españoles como  usuarios de las mismas, pues nosotros utilizamos también los aeropuertos, las autovías y todos los espacios dedicados a la visita turística.

Así que téngase mayor atención, respeto y háblese con más conocimiento y menos superficialidad de un sector muy  importante en la economía nacional, que se relaciona e impulsa otras muchas actividades profesionales y que es más, mucho más, que hamacas en las playas o limpieza en los aeropuertos y sobre todo, que la próxima vez que alguien nos vuelva con la cantinela de «Hay que cambiar el modelo productivo» nos explique como se hace, que es lo que hay que hacer y quién lo hará.

Publicado en General | Deja un comentario

El Turismo es un gran invento. I

Con este título se estrenó en 1968 una película protagonizada por Martínez Soria, era el modelo de propaganda buenista que toleraba la dictadura, situada en un marco costumbrista mostraba los principios de una industria internacional que en España inicia su lanzamiento desde el Ministerio de Información y Turismo con aquellas  campañas de «España es diferente».

Básicamente son los primeros pasos de un turismo de masas que en 2019 vio llegar a España 83,7 millones de personas procedentes del exterior y que interiormente ha entrado definitivamente a formar parte de los hábitos de comportamiento de los españoles, tal como acreditan los datos de la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares realizada por el Instituto Nacional de Estadística.

A lo largo de todos estos años el turismo en España se ha situado como una actividad de enorme relevancia económica y social cuya participación en el PIB está en el entorno del 11% y que previo a la crisis del CORONAVIRUS trabajan 2,6 millones de personas.

Estamos por lo tanto hablando de un sector cuya importancia cuantitativa es muy superior a la Agricultura, la Ganadería y la Pesca que ocupando a un millón de personas supone un 2,5 % del PIB, o también podemos señalar al sector de la Construcción que alcanzando el 6 % de PIB tiene en la actividad unos 950.000 empleos. Estamos por lo tanto ante un sector de actividad de importancia capital que solo en 2019 trajo a España millones de visitantes extranjeros que gastaron más de 90.000 millones de euros.

Esto así, directamente, que la importancia e influencia en otros sectores, profesionales o empresas es notable, comenzando por la Educación en donde la Universidad expide los Grados de Turismo, los centros oficiales los títulos superiores de FP del sector, además de las habilitaciones profesionales de Guías Turísticos o las Escuelas de Idiomas imprescindibles para una adecuada cualificación de los profesionales que operan en la actividad.

Que el turismo no es endogámico es algo más que evidente, pues la profesiones que se nuclean en mayor o menor medida junto al sector son numerosas. Así la relación con las Agencias de Publicidad y RR.PP que diseñan las campañas turísticas y que también requieren de las empresas de artes gráficas para la elaboración de folletos, cartelería, guías etc … actividades estas que también se relacionan con las organizaciones de congresos y eventos, que a su vez necesitan azafatas, guías , traductores o servicios de seguridad, formando un amplio entramado de funciones con el turismo que no finaliza con estas, ya que sigue  demandando desde socorristas a corredores de seguros.

Vista esta relación, en ningún caso exhaustiva, el mundo sectorial / empresarial acompasado con la actividad turística demanda de manera muy principal transporte, ya sea este aéreo, ferroviario, por carretera o marítimo, capaces de transportar a millones de personas no únicamente desde sus puntos de origen sino también por el interior de la Nación.

Continuará …….

Publicado en General | Deja un comentario

Dos países en uno

Si de repente un saturniano ( gentilicio de los naturales de Saturno) después de haber recorrido los 1.200 millones de kilómetros que lo separan del planeta tierra aterrizase en España, da igual que fuese en Molledo o en la gaditana Alcalá de los Gazules, pensaría que se encontraba en dos países distintos sobre una misma piel de toro; de un lado una España trabajadora, que quiere ser avanzada, de otro una pléyade de depredadores de recursos, parásitos del esfuerzo de los anteriores.

En 2017 escribí un artículo titulado «No somos un País de mierda» en donde expuse las indudables fortalezas que España tenía y que con algunas heridas de momento conserva.

Decía entonces que España tiene un gran activo en su  idioma, el segundo de comunicación mundial, además de una esperanza de vida de 81 años para los hombres y 84 para las mujeres, la más elevada del mundo después de Japón, la mortalidad infantil es de 3,3 cada mil nacimientos que sobre un índice de 222 países es mejor que otros 210 y sitúa a la Nación en el primer lugar de trasplantes y donaciones de órganos.

España exporta por valor de 260.000 millones de euros, es capaz de fabricar casi tres millones de vehículos y exportar el 84 % de esta producción y además cuenta con empresas mundialmente relevantes con Telefónica, BBVA, Repsol, Inditex, Grifols, Ferrovial, ACS o Antolín.

En este País nuestro que tiene una industria de construcción naval en vanguardia mundial además de una importantísima flota, es líder en sistemas ferroviarios, somos los segundos productores mundiales de vino, los primeros exportadores de aceite o en materia de educación privada, en donde el IE y también IESE están en el top mundial de las escuelas de negocios , a la misma altura que Harvard o Fontainebleau.

Desde luego que esta es una Nación con sobresalientes empresas , sectores y actividades, la del Museo del Prado, la del Escorial, la del tercer exportador mundial de libros, la que vio nacer la Escuela de Salamanca que alumbraron Tomás de Mercado, Diego Cobarrubias o Juan de Mariana.

Si, esta España, estos españoles que trabajan, invierten y se esfuerzan, sostienen ellos solos sobre sus hombros todo un País de cuarenta y siete millones de habitantes.

Esta que puede ser la fotografía de una magnífico País queda contrarrestada en primer lugar por la propia estructura del Estado, enorme, insoportable en lo económico y en lo cotidiano. Gobierno Central, Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales, Cabildos Insulares, Mancomunidades, Ayuntamientos, Pedanías, Juntas Vecinales, Entes, Empresas Públicas, Observatorios … y tres millones de empleados públicos en una maraña que no se justifica objetivamente como necesaria, además de estar endeudada hasta el límite de la supervivencia.

Esta tumoral estructura pública no es la única depredadora de los esfuerzos y dinero de la España que trabaja, están acompañados, muchas veces con mucha complicidad, por toda una pléyade de vividores subvencionados especialistas en el drenaje de recursos. No hace falta insistir en los de la kultura, los de la cosa ecológica, los buscadores de concesiones monopolísticas o los socio conscientes de la cooperación, tribus estas que forman parte del paisaje presupuestario. También hay que añadir toda una maraña que han descubierto nuevos nichos de actividad subvencionable, que viven de ello y actúan como propagandistas.

En nuestro País el discurso, la capacidad para contar historias que formatean las mentes lo ha impuesto sin ninguna duda la España improductiva, han sido capaces de distorsionar la realidad hasta convertir en antipáticos a ojos de una cierta mayoría que los que trabajan, se esfuerzan, tiene éxito, gana dinero y responden de sus actos son los culpables del hambre en el mundo, la guerra de los boers y de la peste porcina, por lo cual deben ser señalados, desacreditados, masacrados a impuestos y por supuesto vivir de ello, imponiendo la percepción de ser los justos en esta rentable industria de la mentira.

Todo esto ocurre actualmente en nuestro País ante los ojos de unos espectadores, los españoles, que como las vacas al tren miran indiferentes una situación que en lugar de proyectarnos en la senda de Austria, Luxemburgo o Suiza nos acabará convirtiendo en Argentina.

Publicado en General | Deja un comentario

Lóbrego futuro

El 16 de marzo se paralizó el País, secuestraron la libertad de personas y empresas como consecuencia de no haber querido actuar primero, cuando se conocían desde hacía un mes por medio de la Organización Mundial de la Salud, el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades de la Unión Europea y diversos informes internos la peligrosidad del virus. Luego fueron miles de muertos que tratan de disimular, la población encerrada, el desplome económico de España con millones de empleos destruidos y las libertades ciudadanas a la discrecionalidad de un Gobierno sin controles democráticos merced al llamado Estado de Alarma que en realidad fue un Estado de Excepción.

Caminamos hacia el crepúsculo veraniego, han evitado establecer un mando central para la situación por no incomodar a los amigos que sostienen parlamentariamente al Gobierno, mientras los rebrotes aumentan muy alarmantemente, la situación económica está gripada con el agravante de una situación turística que padece los problemas de España y el extranjero.

La sensación de derrota es de tal calibre, que parece tarea imposible encontrar algo a lo que aferrarse para tener una esperanza racional que no se encuentre contaminada por la propaganda.

Esta percepción sobre lo que está pasando no es gratuita, están ahí los tozudos datos que muestra los muertos ocasionados cuyo número se acerca a los 50.000, pesada losa sobre la gente que afronta la última parte del verano con la esperanza de un buen comportamiento económico / empresarial truncada  y mantiene sobre la cabeza de millones de españoles el desasosiego del paro y unos ERTES cuya finalización no será un retorno al trabajo.

La situación la confirman los diferentes indicadores de actividad económica que se están conociendo, la bolsa castigando a los ahorradores sin saber en donde puede estar su suelo, la cancerígena deuda pública  no para de aumentar llegando a superar el 100 % del Producto Interior Bruto hasta los 1,258 billones de euros.

Con este panorama sobre las expectativas del País hay que tener en cuenta la visión de los empresarios, protagonistas muy principales de lo que se avecina y no, desde luego, unos sindicatos politizados y subvencionados hasta la nausea, es necesario saber como  evoluciona el  Índice de Confianza Empresarial para conocer las expectativas de los protagonistas ante el inmediato futuro, que según datos publicados recientemente por el INE el 55 % de los empresarios se muestran pesimistas ante lo que se avecina, datos corroborados por los principales ejecutivos, según publica FORTUNE, piensan que el año 2021 será tan dañino como están resultando 2020, situación que también ratifica el Indicador de Sentimiento Económico, ESI, elaborado por la Comisión Europea señala a España como la única economía donde la confianza ha empeorado.

Todo esto produce confusión en las tinieblas de esta situación, quiebra de confianza en las Instituciones por su incapacidad para solucionar unos problemas que no dejan de aumentar y desesperación. A ver entonces como reaccionan unos ciudadanos que han estado secuestrados por un infumable estado de excepción y reprimidos por unas policías amparadas por la «Ley Mordaza» del malhadado Jorge Fernández, que sarcásticamente está siendo bien aprovechada por quienes de «boquilla» tanto se opusieron a la misma. Mientras tanto los españoles continúan tan apáticos, temerosos y silentes que parecen amar la servidumbre.

Publicado en General | Deja un comentario

Nada es gratis

España atraviesa la más importante crisis del siglo XXI, el CORONAVIRUS y las decisiones gubernamentales han colocado a la Nación en una situación más allá de lo preocupante.

Además de los miles de muertos que algunas fuentes acercan a los cincuenta mil y las verguenzas  de un sistema  estatal de salud colapsado en cuanto tuvo que atender a algunos más de los habituales, también la economía hizo crack. El INE y el Banco de España ya avanzaron unas estimaciones bastante negativas que se han visto superadas por el baño de agua helada que supone una contracción del PIB por encima del  dieciocho por ciento, superior en ocho puntos al descenso experimentado por Alemania, en cinco al descenso de Francia e incluso superando en seis puntos porcentuales al de Italia. Esta situación se vuelve infernal con los datos del paro del mes de julio en donde se ha destruido un millón de empleos y con los ERTES amenazando a la vuelta de septiembre.

Con esta situación el Gobierno necesita imperiosamente dinero, no solamente para poder afrontar los ERTES, sino también para mantener la Nación en pie.

La primera solicitud de ayuda del Gobierno se dirigió a la Unión Europea requiriéndoles  para que crearan un fondo de 1,5 billones de euros en transferencias, así, en crudo, sin anestesia.  Los Países de la UE respetuosos con el dinero de sus contribuyentes no atendieron tan disparatada pretensión y lo que han hecho ha sido habilitar el «Fondo  de la Europeo de Reconstrucción» por importe de 750.000 millones de euros (que es muchísimo dinero) con una parte destinada a créditos y otra a transferencias.

Esta que es una buena noticia para la situación española se acompaña de una serie de condiciones, no será una borrachera de dinero para subvencionar ocurrencias ni pastorear amigos, el dinero estará condicionado y además los Países de la Unión se han dotado de una medida precautoria el «Freno de emergencia» para evitar la utilización inadecuada de dichos fondos.

Además existen otras directrices que los Países que ponen el dinero han plantado sobre el tablero de la política española para enderezar la situación y no sea eternamente el enfermo de Europa.

Otra cosa que han dejado clara los prestatarios es que no le deben nada a España y no tienen ninguna obligación, que lo suyo es una decisión política para no desestabilizar ni al euro ni a la Unión, imponiendo unas medidas que son un baño de realidad que no consentirá políticas gamberras.

Entre las condiciones que la actual situación impone se encuentra la presentación de un «Plan Nacional de Recuperación» que concrete actuaciones, importe, plazos. También el Plan debe reflejar las recomendaciones de la UE a cada País.

La recomendación básica inicial de la Unión Europea tiene como objetivo el gasto público, se quiere acabar con el gasto pícnico causante originario de todos los problemas, además de implantar nuevas metodologías para mejorar la eficiencia del estado, que en España tiene hábitos de pluma y manguito en algunas figuras impositivas, en donde el gasto estructural para recaudar un euro asciende a 1,47 €.

El mercado de trabajo es otra área que la UE ha situado como objetivo de mejora con directrices muy claras en cuanto a la flexibilidad laboral y mejora en las política activas de empleo.

Las pensiones forman parte de las condiciones, la jubilación para incluso más allá de los 67 años no es algo a descartar, lo mismo que sufrirán los actuales pensionistas parte del ajuste requerido para la Seguridad Social.

Incrementar el IVA es también algo recurrente por parte de las UE, que coincide además con las tomas de posición del FMI y del Banco de España. Los tipos de IVA reducido y super reducido se aplican en amplio número de productos que los países prestatarios entienden deben ser del tipo normal, pues argumentar que el  impuesto medio sobre consumo en España es del 9,4 % mientras que en el resto de la UE ronda el 16 %.

La Unión Europea es la decisión política que creó un espacio abierto para personas,  capitales y mercancías, en definitiva : La Libertad. Casa mal con este acervo comunitario los diecisiete mercados interiores que tiene España, por lo tanto da la impresión que esta petición del mercado único tendrá que eliminar en unos casos y homogeneizar en otros tanta normativa que produce mermas de libertad, distorsiones en el mercado e ineficiencia económica.

Además de estas hay otras cuestiones que crean desconfianza a los socios de la Unión, España no es un País amable para los negocios, es un auténtico infierno de normativas y restricciones a la competencia, en donde la inversión empresarial requiere seguridad jurídica, certidumbre política y que las AA.PP no estorben.

Estas son algunas de las reorientaciones que deberá acometer el Gobierno para acompasar sus necesidades a la llegada de los dineros europeos. Nada que pueda sorprender, a fin de cuentas nada es gratis.

Publicado en General | Deja un comentario

En defensa del automóvil

Hay más tontos que ventanas. Popular.

Hay modas que se instalan por la aceptación que alcanzan liberrimamente entre la genta y hay otras que se imponen con calzador, que no se corresponden a demanda cualitativamente relevante, impuestas por minorías concienciadas que se organizan para presionar en beneficio de sus intereses.

En este sentido el terreno para la presión se encuentra con unos políticos, de todos los partidos y toda institución, que temerosos ante cualquier ocurrencia con marchamo modernista y chupi guay de estos grupos no se atreven a analizar con rigor la situación por temor a que puedan decir que no están concienciados por el planeta, los peatones, el ornitorrinco y bla, bla, bla …

Por otra parte esta situación sorprendentemente encuentra amplio reflejo en los medios de comunicación, que con independencia del rigor de las propuestas planteadas, estas son tratadas con una amabilidad y amplitud que llama la atención.

Un objetivo que los grupos socio conscientes organizados están atacando en los últimos tiempos es el automóvil, sector al que se pretende culpar de todos los males medioambientales y que han encontrado en los Ayuntamientos los cooperadores necesarios de semejante desatino, de tal forma que atacar y dificultar la vida al automóvil y al automovilista al  que exprimen con el impuesto de circulación, con los vados en los garajes,  por aparcar en la calle, todo ello  con una afición que parece su juego favorito.

El Gobierno de la Nación también hace de las suyas al respecto, tal como la inefable Ministra de Transición Ecológica cuando afirmó que el «Diésel tiene los días contados», sin importarla lo más mínimo las consecuencias que para la industria podría tener tal desahogo ideológico, ignorante y muy sectario.

Como se puede ser tan irresponsable y superficial como para poner en solfa una industria que supone el 10 % del PIB de España y el 9%  del empleo directo, un empleo estable en porcentajes del noventa por ciento con unos rangos salariales en los niveles más elevados de España, además de propiciar otros 250.000 empleos en la industria auxiliar que acompaña al sector.

No son solamente estos datos sobre PIB o empleo, que ya serían suficientes por si mismos, además de ello está la contribución, importantísima contribución, al equilibrio de la balanza exterior de una industria que produciendo en el entorno de 2,8 millones de vehículos exporta 2,3 millones de esas unidades.

La importancia del automóvil no finaliza aquí, significa empleo, actividad e impuestos para el voraz Estado a cuenta de los concesionarios, los talleres de reparación y mantenimiento, las gasolineras en donde el precio de cada litro de carburante está gravado con el 50 % de impuestos, las compañías de seguros, las gestorías, autoescuelas, los centros para exámenes médicos

Pues bien, todo este entramado socio – económico está soportando las campañitas ideológicas y chupi guay de todos los socio conscientes que sufren por el planeta pero que no les preocupa nada las consecuencias de sus actos sobre terceros, que encuentran el terreno fértil de unos político cobardones ante los ecologetas, bicicleteros y demás fauna que soporta mal que la gente haga lo que quiera.

Con todo ello, si algo me llama la atención es el silencio de toda la estructura económica empresarial de un sector que no se manifiesta ante los ataques que soporta, ni siquiera los sindicalistas españoles, tan dispuestos ellos a la hora de sumarse a cualquier protesta dicen nada, están silentes. Será que como los ataques al automóvil provienen de los fraternales camaradas de la izquierda y la extrema izquierda hay que estar calladitos …

Publicado en General | Deja un comentario

Incongruencia sin fronteras

«España es el problema, Europa la solución» José Ortega y Gasset.

En junio de 1985 se firmaba en el Palacio Real de Madrid el ingreso de España en la Comunidad Europea. Fue efectivo en 1986.

Son treinta y cuatro años de ventajas y beneficios para la Nación como el impulso que significó  situarnos en el primer mundo político de las democracias, alcanzar relevancia institucional, poder negociador frente a gigantes como USA y China, además de los beneficios que los acuerdos de libre comercio proporcionan al encontrarnos bajo el paraguas que la pertenencia a la Unión Europea permite.

No son únicamente los beneficios políticos los que han acompañado estos treinta y cuatro años de pertenencia a la Unión, los beneficios económicos directos han sido incuestionables, cuantos son los kilómetros de autovías y ferrocarriles que han cosido las comunicaciones interiores de España, cuantos los puertos españoles preparados para competir con fondos transferidos desde Europa o cuantos los aeropuertos con dineros de la misma procedencia situaron a nuestro País en ámbitos de funcionalidad nunca antes conocidos …?  ello junto a inversiones de los Fondos de Cohesión han potenciado la economía española que ha pasado de un Producto Interior Bruto de 476.000 millones de euros en el  momento del ingreso hasta los 1,3 Billones de euros actuales.

La Unión volvió a ser decisiva cuando presto ayuda a España para afrontar la crisis gestada en 2008 – 2011, entre otros, 46.000 millones de euros para solucionar la enorme chapuza que PSOE, PP, IU, UGT, CC.OO y CEOE crearon con su gestión ? en las cajas de ahorros y todo ello sin mencionar nuestra pertenencia al euro con el orden y control  impuesto por el Banco Central Europeo. Ni pensar quiero lo que se habría sufrido con unos gobiernos manipulando la moneda patria.

Pues bien, a pesar de estos indudables beneficios que ha supuesto la pertenencia a la Unión, desde hace algún tiempo viene incrementándose el número de negacionistas de  la propia UE, que continuando los modelos de Grecia o Italia no tienen el menor empacho en atacarla los días pares mientras los impares se pide ayuda ante la brutal crisis en la que estamos instalados.

Esta petición de ayuda es además harto curiosa, se pretende que la UE nos salve del  desastre mediante la entrega de miles de millones incondicionalmente, sin control alguno para poder gastarlos de «aquella manera» y faltando el respeto a todos aquellos que con un análisis mínimamente elaborado y los pies sobre la realidad manifiestan que ello no es posible, al mismo tiempo que los bien alimentados medios amigos colocan en el disparadero a los Países que van a poner los millones y reclaman las imprescindibles reformas para que no se incremente el endeudamiento y la ayuda no resulte como agua de lluvia sobre la mar.

Por si esto no fuera suficiente, con un atrevimiento de difícil calificación se quiere que el «Fondo Europeo de Recuperación» esté bajo el mandato de la Ministra de Economía de España, para lo cual se presenta como candidata frente al del Grupo Popular Europeo el irlandés Pascale Donohoe y al luxemburgues Pierre Gramenagua de los liberales.

Difícil empeño para la Ministra española, aspira que la elijan los Gobiernos de la UE contra los que se dirige toda la potencia de fuego mediática criticando que quien pone «la pasta» pida un cierto rigor, pues se entiende mal que la Presidencia del Eurogrupo la tenga un miembro del manirroto gobierno que se gasta lo que no tiene en un caso y lo que no es suyo en otro.

Publicado en General | Deja un comentario

Degenerando

Es pertinente recordar en estos días por su fallecimiento a Edén Pastora,  el «Comandante Cero» de la revolución sandinista  que derrocó a Somoza pero que no logró convertir a Nicaragua en una democracia estable, tal como se lo contaba el propio Pastora al conspicuo Federico Lucendo Pombo, uno de los más acreditados y solventes periodistas hispano americanos, en una entrevista publicada en 2008 y que ha quedado como una pieza periodística de obligada referencia.

Este junio de 2020 hizo cuarenta y tres años que se celebraron las primeras elecciones democráticas en España después de la dictadura,  el horizonte estaba puesto en Europa para homologarnos con el Reino Unido, los Países Bajos o Luxemburgo.

De aquellas primeras elecciones del 77 salió ganador Adolfo Suárez  que al frente de UCD volvió a repetir victoria en las generales de 1979, posteriores al Referéndum Constitucional de diciembre de 1978. Se caracterizó el mandato de Suárez por transitar en momentos políticos y económicos de gran dificultad que no le impidieron hacer posible la Transición, los Pactos de la Moncloa y la Constitución. Cuando el agotamiento político de Suárez se hace evidente, provocado en gran medida por las traiciones de la facción democristiana de su Partido, es sustituido por Leopoldo Calvo-Sotelo que aguanta las intentonas golpistas además de lograr un gran avance en las negociaciones para la incorporación de España a la UE y el  ingreso en la NATO.

Estos dos primeros Presidentes de Gobierno democráticos que ocuparon sus responsabilidades desde Junio de 1977 hasta Octubre de 1982 se caracterizaron por sus deseos de transformación democrática, sus esfuerzos por hacer avanzar a España, su trabajo para aunar voluntades y ser personas decentes.

Como consecuencia de los resultados electorales de Octubre de 1982 Felipe González alcanza la Presidencia del Gobierno, continúa la labor de atemperamiento de su Partido iniciada en el vigésimo noveno Congreso, lo que es una labor meritoria en una organización de acreditada tradición violenta, como se refleja en el diario de sesiones del Congreso de los Diputados con el ferrolano Paulino Iglesias, se constata con Largo Caballero en el gobierno de la dictadura de Primo o con la «hazaña» de Cuenca, Condés y Vidarte.

González tuvo mérito por encauzar un Partido poco acostumbrado al respeto institucional, rectificó su posición inicial sobre la NATO y finalizó la tarea iniciada por los gobiernos de UCD con el ingreso de España en la UE, quehacer plausible que no puede ocultar un final de mandato espeluznante con el asunto GAL, la corrupción, el paro desbocado y un sistema de pensiones en situación de insolvencia.

No obstante con Felipe González quedará sensación de un cierto avance de País, un salto adelante con unos Gobiernos en donde se podían encontrar Ministros como Boyer, Maraval, Alberdi o Solana, con los que se podía estar o no de acuerdo pero que no producían sonrojo.

En 1996 con la victoria electoral del PP llega a la Presidencia del Gobierno José Mª Aznar, en cuyos mandatos España alcanza las mayores cotas de desarrollo socio – económico que se recuerda y sobre todo demuestra que España no está condenada a ser una Nación marginal destinada a vivir en la pobreza.

Precisamente esta revolución socio – económica que se produce en España, este colocar al País en otra dimensión le acarrea el intenso odio de la izquierda extrema española que ve como los mantras tejidos en años de propaganda política quedan en evidencia.

En consecuencia se orquestó el más violento ataque contra un Presidente de Gobierno democrático como no se ha visto nunca en España. La izquierda asalta las sedes de su Partido, el sindicato UGT en connivencia con su Partido monta una huelga general cuando en España se encontraban en activo y cotizando a la Seguridad Social más personas que nunca, en plena crisis con Marruecos Rodríguez Zapatero acude raudo a fotografiarse con  Mohamed bajo un mapa en donde Canarias aparece como territorio marroquí, etc, etc …

En 2004 la asonada izquierdista del 11 al 13 de marzo que coloca a Rodríguez Zapatero en la Presidencia da como consecuencia que se instalen en el Gobierno dirigentes políticos de competencia limitada, sectarismo sin fronteras, espíritu líquido, enormes deseos de revisionismo del consenso constitucional y cambiar la historia.

La crisis económica que Rodríguez Zapatero fabricó para los españoles fue la principal razón por la que Mariano Rajoy alcanzó la Presidencia del Gobierno, transitando por el mismo cual funcionario gris y aseadito en su función, sin utilizar el capital político que los españoles le habían entregado su mandato no afrontando  ninguna de las reformas estructurales que España necesitaba.

A Rajoy le derriba una moción de censura cuya espoleta fue una sentencia redactada de aquella manera y que el fino estratega que es Albert Rivera pone en ebullición con una rueda de prensa que inicia el camino de Sánchez hacia el Gobierno mientras el sale hacia la vida civil.

De Sánchez no hace falta explicar nada, estamos en plena epopeya con el CORONAVIRUS, los miles de muertos, el destrozo económico, millones de parados, los pactos con Podemos, Bildu, secesionistas, etc … que lleva a preguntar como se ha llegado a esta situación …

Me viene a la memoria Juan Belmonte al que preguntaron como era posible que Joaquín Miranda, banderillero en su cuadrilla, hubiera llegado a Gobernador Civil en Huelva, a lo que respondió el Maestro : Pues ya ve usted, degenerando.

 

Publicado en General | Deja un comentario

Además es pecado

En noviembre de 2013 publiqué un artículo titulado «Nosotros los liberales» en donde cuestionaba, sobre unos datos que había publicado el CIS, que en España hubiese un doce por ciento de liberales, pues viendo la evolución de las cosas quedaba claro que somos menos, muchos menos de ese doce por ciento.

El liberalismo, doctrina política genuinamente española tiene su origen en la que se conoce como Escuela de Salamanca, en donde un grupo de teólogos acomete los principios teóricos en defensa de la libertad antes que nadie, fueron ellos los que como Juan de Mariana dejaron escrito en 1578 : «El Príncipe no es el dueño de los dineros del súbdito y que el acceso a ellos es limitado y condicionado, de modo que las extralimitaciones regias pueden llegar a la necesidad e incluso la obligación del regicidio».

Aquí se encuentra el principio de todo, el que señala que hay que vivir deliberadamente y que la libertad no es ninguna dádiva del Estado, esta pertenece al común.

Sabemos que hay doctrinas políticas, religiones, cuyo máximo objetivo es conducir la vida de la gente, decirles lo que deben y no deben hacer y que con mayor o menor disimulo atemperan públicamente su prevención cuando no su odio a la libertad, esa que permite a las personas decidir como quieren que sea su vida, lo que queremos ser y como lo queremos hacer, principios inasumibles para todo sectario político, religioso o meapilas del buenísmo que se precie, frente a los cuales el liberalismo aporta su consistente doctrina que le hace ser muy odiado por ellos.

Uno de los mantras básicos de estos refractarios a la libertad es lo que han venido en llamar «bien común» o lucha contra la «desigualdad», para lo cual consideran imprescindible el intervencionismo, crear normas, inventar impuestos, acotar comportamientos, decirle a la gente que es lo bueno y conveniente, que se puede hacer, cual no. Unido ello la muerte civil de todo disidente de sus postulados.

Esta posición lo único que pretende es disfrazar las aspiraciones totalitarias de los socio – conscientes que odian verse ante el espejo de sus contradicciones, de lo inútil e incompetente de sus doctrinas asistenciales y la ruina que provocan, frente a quienes pensamos que el libre albedrío de las personas en defensa de su vida, el ejercicio pleno de su libertad y el disfrute de su propiedad no puede estar condicionado ni dirigido, que no hay gobierno que tenga legitimidad para quitárselo  ni acotarlo.

La libertad es frágil, hay que defenderla siempre, bajo cualquier circunstancia, no se pueden negociar espacios de renuncia, siendo este  uno de los males que afectan a la sociedad con  gentes cobardonas y acomodaticias dispuestas a abandonar parcelas de independencia por no saber en unos casos o aventurarse en otros ser libres, que evidentemente es más complicado  que ser oveja en rebaño.

Hay que atreverse a poner en duda todo pensamiento, estar abierto al análisis crítico de nuevas ideas, no idolatrar al Estado ni a los Gobiernos, desconfiar de ellos poniendo en duda sus decisiones, pues siempre que actúan nos cuesta libertad y dinero.

Esta es la cuestión, no tener miedo a ser libre y ser capaz de sacudirse el yugo de quienes desde el Estado o la religión pretenden dirigir nuestra vida, cosa que no hay que permitir que la libertad es impagable y el liberalismo además es pecado. Afortunadamente ¡

Publicado en General | Deja un comentario

El enemigo está en casa

Durante estos meses de «Estado de excepción» al disponer de más tiempo me he tomado la libertad de ofrecer a la opinión pública algunos artículos sobre la situación que estamos atravesando. Publiqué el 7 de Abril «El fracaso de lo público» al constatar la incapacidad para dar respuesta de éxito a pesar de la propaganda de los voceros amigos. El 17 del mismo mes salió «España sin solución» en donde hacía un repaso del problema que supone el Estado para la Nación, para seguidamente el día 30 del  mes aparecer «Sociedad pusilánime» en donde con tristeza hablaba de los ciudadanos cobardones y acomodaticios ante la situación.

He continuado también en mayo publicando otros dos artículos, el día 10 «Cuando finalice el secuestro …Que ? y en el  último, «Camino de servidumbre», incidía sobre el daño que la situación está causando a las libertades individuales y las consecuencias que algunos comportamientos tendrán sobre las instituciones y la confianza de la gente en los cuerpos de seguridad.

Hoy escribo sobre una situación verdaderamente grave, que al «enemigo» no hay que buscarle en mercados ajenos o en los procelosos mundos exteriores, lo tenemos aquí dentro, ya sea ocupando cargos públicos o privados ( con subvención ) que la capacidad de producción autóctona de tales prójimos sería digna de mejores causas. Las consecuencias de la maldita plaga del CORONAVIRUS nos ha traído desgracias ya comentadas, los muertos de cuyo número exacto no tenemos certeza, el confinamiento ( secuestro ) de la población, la verdad como víctima, el Parlamento cerrado y el autoritarismo como modelo, cuestiones estas que ya he tratado en los anteriores artículos, mientras que a partir de ahora nos enfrentamos a una situación económica que producirá más paro, bolsas de pobreza y una crisis de la que tardaremos en salir una década, siendo lo más paradójico de esta situación que las declaraciones más contraproducentes y perjudiciales para diferentes sectores del entramado socio – económico español han sido protagonizadas por distintos cargos públicos gubernamentales provocando alarma y perplejidad.

De esta forma el comercio, elemento determinante de la actividad económica y que por si mismo supone del entorno del diez por ciento del Producto Interior Bruto sufre todo tipo de restricciones absurdas como la prohibición de apertura según el tamaño o el disparatado planteamiento de relacionar las rebajas y  promociones con los metros cuadrados, para cambiar luego de opinión y sumir en el desconcierto al sector que coloca la producción al alcance del consumo privado.

Además de la distribución el turismo también ha recibido la correspondiente andanada, en este caso un Ministro, que les ha calificado de temporales, discontinuos y que aportan  poco valor añadido. Notable la diatriba contra un sector que aporta miles de millones de euros únicamente con los visitantes extranjeros, que tiene una competencia de otros países muy agresiva en su oferta y que supone el once por ciento del PIB además de inducir otros tres puntos porcentuales del a industria.

Pensar que esto podían ser las consecuencias de un par de calenturas bucales o de un mal momento es erróneo, la agricultura no se ha librado de los ataques de un miembro del propio Gobierno, que con leguaje de sal gruesa ha venido a decir que es un sector en donde existen los malos tratos y la esclavitud. Seguro que las organizaciones de agricultores del resto de Europa no dejarán de utilizar semejantes declaraciones para debilitar la imagen de un potentísimo competidor.

Como parece ser que era necesaria más madera para avivar el incendio económico otro sector de importancia como el automovilístico con empleos de calidad, buenos niveles salariales y exportador del 85 % de su producción se le coloca en el fiel de la inseguridad jurídica con unas gloriosas declaraciones señalando la fecha de entierro del diésel. No puede sorprender  por lo tanto el recado que acaba de enviar Nissan ni los movimientos de Renault.

Este es el panorama de una economía que con amigos como estos no necesita enemigos, cual será la cara que pondrán en el momento de hacer las peticiones de ayuda a la Unión Europea, que cuando lleguen, las que lleguen, serán tuteladas y condicionadas por la propia UE, pues entenderán con muy justificadas razones que quienes deberían formar parte de la solución en realidad son el problema.

Publicado en General | Deja un comentario