Europa prohibirá las teteras ¡¡¡ así titulaba The Sun en plena campaña del Brexit, incluso Negel Farage decía hace pocas fechas que “fuera de la Unión Europea tendremos alimentos y ropa más baratos”. No importaban las burdas patrañas, lo absurdo del argumento, la falta de estructura informativa y la ausencia de fuentes, la “información” voló por todas partes.

No puede sorprender por lo tanto que el 63% de los ciudadanos ya no sabe, o no puede, distinguir las noticias de los rumores o las mentiras, según los datos del Edelman Trust Barometer 2018.

La democracia es un régimen de opinión pública, las Instituciones, sus representantes y los muy etéreos de la sociedad civil, saben que su éxito, fracaso o mera subsistencia depende en muy buena medida de los comportamientos sociales, económicos y políticos de las personas receptoras de sus mensajes.

Lo más importante para los protagonistas de la cosa pública es fabricar historias y formatear mentes para que el principio de “no somos lo que somos, sino lo que la gente percibe que somos” se pueda amoldar a los mensajes que se ponen en órbita.

Por lo tanto se trata de evitar que la realidad marque las prioridades informativas o la agenda, es decir, hay que producir los argumentos del día, centralizar y controlar la información, programar su expansión además de elegir los destinatarios. No importa la realidad de las cosas, si hay que faltar a la verdad absoluta se hace.

Construir un relato es la clave del éxito si primero se conoce la situación real, las expectativas de la gente, cuales son los canales que transmiten la información y la credibilidad que estos tienen entre los destinatarios muchas son las posibilidades de alcanzar el objetivo, todo con tal de evitar el tentador camino del silencio, del oscurantismo, ya que como todo se acaba conociendo las cosas hay que ajustarlas al propio interés, contando una historia dotada de argumentación creíble para controlar las informaciones, aunque estas sean perjudiciales.

Estamos en tiempos de incertidumbre que producen una mayor atención hacia la información ( no confundir con la credibilidad otorgada) lo cual predispone al receptor, situación que se aprovecha para colocar “mercancía averiada” dependiendo de los intereses del “colocador”, situación esta a la que indirecta, o no tan indirectamente, han contribuido bastantes medios con enfoques entre los dramático y lo sorprendente.

Tenemos por lo tanto un consumo de noticias de características insólitas o cuando menos chocantes que lleva como consecuencia lógica a enfoques periodísticos, también podemos decir empresariales, predispuestos a aceptar cualquier “noticia” por extravagante que sea, lo cual facilita el camino que lleva a partidos, sindicatos, patronales o grupos de interés a explotar el terreno abonado del oportunismo poniendo en circulación sus “excesivas noticias”, de tal forma que unos aprovechan la situación para “colocar su trabajo” y los otros no aplican el rigor profesional verificando lo que llega.

Así están las cosas, pero bueno, después de todo siempre queda el recurso del dinero destinado a publicidad. Pero esto da para otra historia.

Publicado el por Alfonso del Amo-Benaite | 1 comentario

El negocio del pesimismo

La doctrina metafísica del pesimismo, según la cual todo se encuentra  irremisiblemente mal está adquiriendo una relevancia y ocupando un espacio mediático que no se corresponde con la realidad de la situación, cuya causa son en buena medida los grupos organizados que instalados en el “cuanto peor mejor”, necesitan encontrar materia que alimente su negocio del pesimismo, sin importar muchas veces ni la verdad ni la desazón que crean, precisamente por eso, porque su negocio, político o de subsistencia, está basado en crear intranquilidad, incertidumbre y sinsabor político, lo que permite aspirar a la condición de “Conducator” de la vida pública.

Los causantes, los enemigos responsables de los problemas, de las miserias que asolan a la humanidad, para estos aspirantes de “Conducator” son siempre los mismos : Los Gobiernos. Pero cuidado ¡¡ Gobiernos siempre de Naciones democráticas, que nunca les vemos dirigir sus diatribas en contra de las abyectas dictaduras responsables de tanta muerte y tanta miseria como el mundo puede tener.

Para los ayatolas del pesimismo la cuestión está en buscar una causa, para una vez localizada aplicar un titular, establecer una hipótesis no contrastada y …VOILA ¡¡ iniciar una procesión por los medios, organizar una manifa ( una concentración también vale) presionar a gobiernos cobardes y sacar pasta para montar imponentes estructuras cuyo mayor gasto son los generales, los sueldos de los concienciados y los viajes.

Nada importa que la mortalidad infantil sea ahora menor que nunca en la historia, ni les importa nada que la tasa de pobreza descendiese desde un 16% al 7 % en la civilizada Europa, mientras  que en el África Subsahariana en los últimos años pasó del 46 al 35 %. Nada de eso les importa, les da lo mismo que tengamos más salud y mejor atención sanitaria, mayor expectativa de vida ( España la segunda del mundo) ni que la calidad y cuidado medioambiental sea mejor que nunca con una mas arbórea que en España ha aumentado en los últimos cuarenta años más de un 130 %.

Y todo ello porqué, pues porqué las personas resuelven más problemas de los que crean, siempre que haya libertad para hacerlo.

Mientras tanto, mientras continuemos así, los “CONDUCATOR” seguirán con el negocio del pesimismo y eso si : Culparán de todo a los Países democráticos, nunca a las viles dictaduras con las que se muestran exquisitos y muy comprensibles.

 

Publicado en General | Deja un comentario

La libertad amenazada

El 5 de Octubre de 1938 Chamberlain se presentó en los Comunes para defender el acuerdo alcanzado en Alemania. Winston Leonard Spencer Churchill tomó la palabra y espetó al Premier : “Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra … elegisteis el deshonor y ahora tendréis la guerra”.

El 9 de febrero de 2018 recibí en mi correo electrónico la habitual nota que el Ateneo de Santander envía a los socios de la Entidad con la programación de las actividades a desarrollar la semana siguiente. Entre mi agenda y el contenido de la programación no pensaba asistir a nada, aunque soy un habitual.

Que ocurrió seguidamente : Pues ocurrió que en la extrema izquierda de Cantabria, tan refractaria ella a la libertad, se pusieron como monos con amígdalas porque había una persona en la programación ateneísta de esa semana para dictar una conferencia que tenía un pensamiento distinto al de esta extrema izquierda y claro, no podían consentirlo, con lo cual iniciaron el clásico proceso intimidatorio y amenazante : Nota a los medios amigos firmada por tropecientas organizaciones, bastantes ignotas, carta a Consejero y Concejal del ramo, denuncia de las subvenciones, como si estos expertos de la regalía pública tuvieran legitimidad para decir nada. En fin … agit-pro.

A la vista de la nota emitida expresé mi temor a una suspensión, utilizando para ello tanto Facebook como Twitter. Mi temor se confirmó, el miércoles día 14, sobre las 10,55 horas recibí una extravagante Nota de Prensa en donde de manera cobarde el Ateneo se plegaba a las amenazas y procedía a suspender la conferencia ya programada.

A la vista de tan penosa actitud denuncié decisión tan ovejuna de nuevo en las redes sociales, suscitó mi denuncia diversas adhesiones y una respuesta contemporizadora portadora de un argumento curioso : “Para quejar o protestar de la suspensión hay que pagar cuota al Ateneo”, como si los que forzaron la suspensión pagasen cuota alguna.

Hasta aquí lo ocurrido. A partir de ahora las consecuencias. Suspenderá el Ateneo de Santander todo acto programado si algún grupo le monta un lío público … ? O será un espacio de libertad para debatir y exponer lo que sea …? Visto el comportamiento mucho me temo que no, sobre todo leyendo los posteriores artículos que los medios amigos han publicado a los promotores de la coacción, en donde se chulean de ello, además de cachondearse de la libertad como  únicamente sus enemigos son capaces de hacer.

Mientras tanto el Presidente del Ateneo de Santander continúa silente, más preocupado con las voces que en este caso han defendido la libertad, que por el daño causado a esa libertad.

Publicado en General | Deja un comentario

El Estado nos tiene intervenidos

Sigue vigente la máxima de Vladimir Ilich Ulianov : “La mentira es un arma revolucionaria”. Pocas mentiras han tenido tanto éxito y penetración como la de : “España es un Estado liberal” para de esta forma poder decir cada vez que algo no funciona o las cosas no marchan bien es porque España está invadida por el liberalismo.

Desde luego esto no es así. En España lo que hay es un Estado socialista, si las cosas están como están y tenemos los problemas que tenemos es por la omnipotente presencia del Estado en nuestras vidas.

Esta situación viene siendo así desde hace décadas, lo inició la dictadura del General Franco, lo continuaron en democracia los partidos de izquierda y los conservadores profundos que desconfiando de la libertad se encuentran cómodos con el status quo del intervencionismo y las posiciones heredadas, entre ellas la cobardía para afrontar el debate sobre la supuesta superioridad ética del Estado colectivista.

Esta posición ha tenido un principal damnificado, la libertad de la gente, la libertad para ser libres, para decidir como quiere vivir, comportarse y actuar sin que el Estado y la ominosa Ley Mordaza les limite su libre albedrío impidiendo las sociedades abiertas, las que sostienen que los derechos que acompañan a las personas son el derecho a la vida, la libertad individual y la propiedad.

La situación en España es de una limitada libertad para que las personas podamos llevar adelante un proyecto de vida propio, son tantas las barreras, tantos los tropiezos con las Administraciones Públicas, tantas las normas de los aparatichs que al final nos hemos convertido en meros sostenedores de un sistema que en cuanto comenzamos a trabajar empieza a controlarnos la vida adhiriéndonos obligatoriamente a un sistema de pensiones liberticida y sin entrar ( por ahora ) en más profundidades que ya muestra sus costuras.

No es desde luego lo único, en España la sanidad es estatal, de obligada afiliación y pago, dificultando enormemente cualquier actividad ajena al sistema, exactamente los mismo que ocurre con la educación, monstruo despilfarrador del dinero de los contribuyentes y resultados basura.

Este es nuestro Estado, esto es lo que hace teniendo intervenido el transporte, tanto urbano como  interurbano, que se lleva el 65% de cada litro de combustible que utilizamos, en donde también están intervenidos los servicios de agua y residuos, igual que los  precios agrarios, los de la electricidad, los medicamentos o el salario mínimo, da igual, lo que sea, la larga mano del Estado los interviene todo como interviene en la instalación de farmacias, los puertos, los aeropuertos o un sistema ferroviario en régimen de monopolio, que se puede hacer entonces si hasta para poner en marcha una radio o una televisión se depende del Estado, un Estado que acapara más de un 50% de un PIB contaminado por su intervencionismo y una deuda pública del 100% del PIB de imposible pago.

Esta es la situación de un País en donde la Ley Mordaza acentúa nuestra indefensión, mientras el Gobierno crea un registro para que todos los usuarios de avión quedemos fichados por las policías, incluidos mossos o ertzaintza y como no tienen suficiente con ello, algunos cuerpos de burócratas logran que se les otorgue rango de AUTORIDAD ¡ mientras otros tienen “Presunción de veracidad”, consecuencia, los ciudadanos más constreñidos e indefensos ante el monstruo.

Tranquilizador, verdad …

Publicado en General | Deja un comentario

Y la música paró

Año 1981, en España gobernaba UCD, tenía 168 Diputados en el Congreso y estabilidad parlamentaria. En el Gobierno de UCD estaban Adolfo Suarez, Joaquín Garrigues Walker, Leopoldo Calvo Sotelo, Landelino Lavilla, Fernández Ordoñez … ahí no había nadie como Ana Mato, Leire Pajín o Pepiño Blanco, ni siquiera como Jorge Fernández con su ominosa “Ley Mordaza”, era un Gobierno que se manejaba en una onda política de distinto calado.

En aquellos años España tenía 1,7 millones de parados no los cuatro actuales, y … de repente la música paró : Se celebraron Elecciones Autonómicas en Galicia, UCD presentó un magnífico candidato, José Quiroga, que no ganó aunque obtuvo el 27 % de los votos, si el 27 % no el 4 %, entonces las cosas comenzaron a rodar y un año después en Octubre de 1982 el Partido en el Gobierno pasó de 168 escaños a 12, quedó fagocitado por una AP que ganando ( solamente por dos puntos ) aquellas elecciones autonómicas inició un cambio que ha venido a durar 26 años. Todo este proceso se desencadena en una autonómicas.

El 21 de Diciembre de 2017 se celebran unas atropelladas elecciones en Cataluña, en ellas el Partido Popular recibió un sartenazo electoral que le deja con un magro 4 % de los votos y que parece indubitado tendrá efecto contagio en el resto de España, llevando a un deterioro de la marca y una pérdida de reputación, en donde el tiempo de unos lleva al declinar de otros, puesto que nada hay más poderoso que un Partido que llega a tiempo sobre todo cuando nos encontramos en una nueva situación, la de unos tiempos electorales que cambian muy rápidamente, situación que con anterioridad no se producía de forma tan evidente, sobre todo, si junto a unos electores que ponen en solfa su convicción en el Partido se avecina este nuevo tiempo político que replantea todo, desde la arquitectura del sistema autonómico, las competencias de la UE, todo … que está reclamando Partidos con atractivo, no arcaicos, transversales en el tejido social, que no produzcan rechazo, oferta que no parece sea capaz de situar en el tablero político quien únicamente lidera el segmento de los mayores de 65 años, juega continuamente a la defensiva, se empeña en el posibilismo tecnocrático, tiene la gestión como argumento político aceptando la supremacía del Estado sobre los individuos, mientras abandona el debate de ideas que convirtieron al Partido en una formidable organización que debatía, confrontaba modelos y ganaba elecciones.

Y entonces la música paró. Cual es la respuesta …? el silencio, el estruendoso silencio político de la inanición, del inmovilismo, de esperar que el tiempo solucione las cosas o lo pudra todo. Demonios ¡¡¡ que hastío.

Publicado en General | 1 comentario

Cantabria 2017 : Un año para olvidar

No ha sido 2017 un buen año para Cantabria. Se ha caracterizado por la inestabilidad que los principales actores de la cosa pública  han protagonizado, tanto el Partido Popular, como el PSOE, Ciudadanos y Podemos que no han contribuido al sosiego tan conveniente para el desarrollo de nuestra Comunidad.

El Partido Popular celebró un Congreso Regional lleno de sombras, resultando del mismo una organización escindida en dos bloques irreconciliables que dificulta su propia acción política y augura un futuro electoral moroso.

En el PSOE igualmente incompatibles sus partes enfrentadas, los derrotados atrincherados en el Gobierno Autónomo en tanto que el nuevo Secretario General no parece que acabe de pilotar con decisión su Partido, mientras que Ciudadanos producto de la avalancha inicial ha sufrido un proceso de abandono de cargos públicos que a juicio de muchos es una suerte. El único que aparece sin problemas visibles es el PRC, situación que se mantendrá mientras su pleistocénico jefe continúe al mando.

En cuanto a la acción del Gobierno no puede decirse que está siendo afortunada, carece de línea política conjunta es suma de partes en donde cada una atiende intereses partidistas, mientras MAR parece ajeno a todo, excepto la venta y promoción de sus libros y las actuaciones en el Hormiguero.

Toda esta situación trae consecuencias, no es inocente, afecta muy directamente al crecimiento de la Región que en el año 2016 lo hizo casi un punto de PIB por debajo de la media Nacional y que en 2017 las estimaciones asignan un crecimiento del 2,6 mientras que en el conjunto de España será del 3,1 nuevamente por debajo de la media, afectando en consecuencia a la Renta per Cápita cántabra que es de 21.500 € frente a los 23.900 de media, arrastrando a un PIB per Cápita inferior en un 8 % al de España.

Tampoco la Renta Disponible tiene datos esperanzadores, 14.190 € de Cantabria frente a los 14.550 de la Nación, siendo además indiciario de nuestra mala situación que mientras la RBD está al 97,7 , el PIB es del 89,9 demostrando la dependencia que tenemos de la transferencia de rentas y lo mal que estamos en cuanto a la generación de actividad económica que ha llevado a la insostenible cifra de 43.000 parados, con una tasa de actividad del 60 % en los hombres frente al 65 % Nacional, que en el caso de las mujeres es el 51 %, también inferior a la media situada en el 54 %.

Esta es la situación, un universo empresarial plagado de dificultades e incertidumbres como han sido los casos de Sniace, Solvay, Gamesa, Bosch, Sidenor, Funditubo, Greyco, Tinamenor o Talleres Martínez……

Consecuencias de todo esto …? pues que ahora Cantabria aparece sistemáticamente en el furgón de cola  junto a Comunidades Autónomas que siempre estaban en la parte baja de todos los indicadores socio-económicos y en donde no parece que tengamos lugar a la esperanza, aunque MAR salga en el Hormiguero aplicando una de la reglas básicas del universo Orwell : “Nos mentimos a nosotros mismos para ser más convincentes cuando mintamos a los demás”.

Publicado en General | Deja un comentario

La década convulsa

En 2007 España caminaba alegre y confiada. Adecuadamente anestesiada por el pensamiento líquido imperante, gastaba lo que no tenía, las Administraciones Públicas y los ciudadanos se endeudaban irresponsablemente, mientras el sector financiero regaba de dinero artificialmente barato toda clase de negocios y negocietes por abstrusos y desvergonzados que fueran. Este comportamiento ominoso fue el causante de los males que se han soportado durante la década 2007 – 2017.

Entonces la música paró. Entonces la crisis se llevó por delante la mitad del sistema financiero, las Cajas claro, el déficit público ascendió hasta un insoportable 12 %, la deuda bordeando el 100% del PIB, el monstruo del paro a tasas superiores del 25 % y la renta per cápita desciende un 6%. Acompañando esta tormenta perfecta el PIB se sitúa en crecimiento negativo.

Todo ello, toda esta situación se corona con las culposas e ideológicas decisiones del Plan E, que puso en manos de los ayuntamientos 12.000 millones de € que incrementaron la espantosa deuda y como no ha sido nunca en estos experimentos socialdemócratas de incentivos artificiales no arreglaron nada, nos quedamos con el “pufo” y los parados. Todo esto no fue lo único, la economía sumergida alcanzó al 24 % de la actividad, situación que provoca todo estado omnipotente que acogota con normas, reglas e impuestos la actividad profesional de las personas, el Ibex 35 pasó de los 14.375 en 2007 a bajar al 8.400 después, con una Prima de Riesgo que llegó a superar los 600 puntos básicos poniendo a España al borde mismo de colapso.

Todos estos problemas no son óbice para que el Estado continuase engordando y que a pesar de todo lo expuesto el número de empleados públicos aumento en esta convulsa década en 137.000, así como quien no quiere la cosa, como si no costase, aunque viendo como los culpables de la ruina se han marchado sin reproche público alguno nada nos sorprende ya, que más dan otros 137.000 burócratas si Rodríguez Zapatero, Solbes y Salgado están tan campantes por ahí. Incluso alguno da consejos.

En julio pasado, después de crecimientos de PIB del orden del 3% durante doce trimestres consecutivos se alcanzaron, por fin  ¡¡ los niveles del año 2007.

Esto ha ocurrido durante estos años, años que han supuesto sacrificios y esfuerzo para mucha gente, pero se está saliendo y como se está saliendo del sumidero se empiezan a escuchar las voces de progres, meapilas socio conscientes y derecha estatista pidiendo repetir los errores pasados : Aumento del gasto público, más déficit, aumento de salarios lineales sin atender la productividad etc … y todo ello se escucha sin que apenas surjan voces recordando que fue eso, precisamente eso, lo que nos sumió en el pozo que ha hecho sufrir tanto a tanta gente.

Publicado en General | Deja un comentario

Que se puede hacer en España

Fue el principio : La legislatura del pensamiento líquido. La legislatura que se adoptó como arma estratégica la tensión de la vida pública, la exclusión de los no adeptos al pensamiento progre, la del pacto del Tinell y Carod-Rovira, la que incubó el huevo de la serpiente secesionista con el Estatuto de Maragall, la que utilizó la mentira como arma política en donde el debate entre Solbes y Pizarro fue el paradigma del engaño a los españoles que ignorantes de la situación se encontraron con las consecuencias : El paro y la miseria que desbrozaron el camino al peor populismo.

Estos años de incertidumbre que han hecho sufrir a mucha gente trayendo además inestabilidad política deberían servir para afrontar cambios en España, sin complejos estúpidos como los que se tienen frente a independentistas, progres y meapilas socio-conscientes.

De esta brutal crisis se está saliendo, España ha mejorado los últimos años en PIB, ha descendido el paro, aumentado el número de cotizantes a la Seguridad Social, eso está ahí, los datos son tozudos, lo mismo que las diferencias se han acortado, porque España es una magnífica Nación con un sistema constitucional que ha permitido en los últimos cuarenta años, el periodo democrático, la mejor evolución de su historia, pero ha llegado el momento de hacer un rectificado de motor empezando por la propia estructura del Estado.

Es necesario ajustar decididamente la elefantiásica estructura del Estado, por ineficaz, generadora de gasto público y déficit.

Es insoportable el peso de la Administración Central, Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales, Cabildos Insulares, Mancomunidades, Ayuntamientos, Pedanías, Juntas Vecinales, Entes, Puertos, Aeropuertos, Ferrocarriles, Empresas Públicas y toda la manada de Ongs, sindicatos, kulturetas y demás profesionales del ordeño de la cosa pública, que no contentos con mantener sus aparatos los han aumentado en 137.000 personas durante el periodo de crisis mientras la gente paga más impuestos.

Uno de los problemas creados por la estructura autonómica del Estado, desde luego no menor, es el que ha consagrado desigualdades entre los Ciudadanos ante la Administración y la Ley conculcando un elemental aspecto de la democracia : Todos somos iguales ante la Ley.

Hay que plantearse con legitimidad democrática y coraje político la recuperación por parte de la Administración Central de las competencias cedidas en Educación, Justicia y los sistemas de salud y servicios sociales, porque si los españoles somos iguales ante la Ley, la cuestión territorial no debe hacernos desiguales.

Tampoco podemos ser desiguales a causa de las barreras creadas por las Comunidades Autónomas en los mercados, en el ejercicio profesional o en la normativa sobre instalaciones empresariales, que además de seguir conculcando la igualdad constitucional son una torpeza para el desarrollo económico.

En estos cuarenta años España ha “padecido” la exagerada sobre representación  que de manera injusta el sistema electoral ha concedido a partidos de ámbito territorial con nula lealtad constitucional, es necesario, con valor político, acometer una nueva Ley Electoral que manteniendo la proporcionalidad y circunscripción provincial que señala la Constitución corrija los privilegios de los menos a costa de los más, reduciendo de 350 a 300 los diputados a elegir en las provincias y creando un colegio electoral nacional con 75 escaños a repartir proporcionalmente entre los votos alcanzados por los partidos en toda España.

No siendo poco, no es esto lo único que hay que cambiar en España, es necesario poner en marcha los planes energéticos e hidrológicos vitales para el País e impedidos hasta el momento por la postura de las distintas Comunidades Autónomas, además si en este inexcusable proceso de cambio se elimina la “Ley mordaza” mejor para los demócratas.

 

Publicado en General | Deja un comentario

No somos un país de mierda. II

En marzo de este año 2017  publiqué con el mismo título, en buena medida provocador, un artículo en donde venía a llamar la atención sobre la aparición de un espécimen, no nuevo, pero desde luego más contumaz : “Los predicadores del desastre”, que al amparo de la crisis del periodo 2008-2011 y sus posteriores consecuencias, aparecieron como lagartijas al sol manipulando de forma miserable las incertidumbres de las personas.

Decía en ese marzo de 2017 que una Nación como España cuyo idioma es el segundo de comunicación mundial, que tiene una esperanza de vida superior a los 81 años, con un índice de mortalidad infantil de 3,3 por cada mil nacimientos ( en el lugar décimo del mundo) y que ocupa el primer lugar mundial de trasplantes y donaciones no es un País menor.

Deje escrito también que con una industria de construcción naval en vanguardia, con el liderazgo mundial en sistemas ferroviarios, siendo capaces de producir tres millones de vehículos todos los años, ser los primeros exportadores de aceite, los terceros exportadores de libros y con demostrada capacidad para atender las necesidades logísticas que demandan 75 millones de visitantes extranjeros, esta España nuestra no es poca cosa.

España no ha hecho otra cosa que avanzar desde las elecciones constituyentes de 1977 : Ingreso en el Consejo de Europa, en la NATO, en la Unión Europea y recientemente elegida con el voto de 180 países miembro del Consejo de Derechos Humanos. Tenemos como garantes en nuestra vida cotidiana al Tribunal  Constitucional, al Defensor del  Pueblo, Tribunal de Defensa de la Competencia, Agencia de Protección de Datos, Oficinas de Consumidores … por lo tanto miremos atrás, hasta no hace muchos años, veamos como estábamos y lo que somos ahora.

En estos últimos cuarenta años en España han tenido lugar doce elecciones generales, diez municipales y nueve autonómicas, todas ellas con garantías, todas limpias. Además hemos votado en referéndum la Constitución, también fuimos a votar el proyecto de constitución europea  o el referéndum sobre la permanencia de España en la NATO y por supuesto, los siete procesos electorales al Parlamento Europeo y todo ello lo hemos votado en libertad, como huella de lo que somos, un País desarrollado del primer mundo civilizado.

Como es posible entonces que un grupo de petulantes bien alimentados estén poniendo en solfa el sistema democrático español ante la inacción del resto …? no somos conscientes que está en juego la democracia y la deriva hacia un régimen dictatorial …? no somos conscientes que la libertad para mantenerla hay que protegerla siempre…?

Existe responsabilidad ciudadana en defensa de la libertad, de la democracia en esta vieja Nación nuestra, pues si continuamos silentes la mentira de los menos impondrá su discurso mentiroso a los más y entonces … no viviremos en democracia.

Publicado en General | Deja un comentario

Como ha cambiado mi Ciudad…

Soy un STV feliz de serlo, paseante impenitente de mi Ciudad, la conozco, me gusta, la quiero. No soy un santanderino sobrevenido.

Santander ha evolucionado, mucho ¡¡¡. Desde que en el año 1979, siendo un jovencito, concurrí a las Elecciones Municipales por UCD en la candidatura encabezada por Juan Hormaechea, he seguido muy atentamente los avatares de mi Ciudad de nacimiento.

Santander ha evolucionado muy positivamente en cuanto a sus infraestructuras y dotaciones a lo largo de estos treinta y ocho años, mientras que por otro lado, los excesos cometidos en muchos municipios españoles en cuanto a asumir competencias impropias no han tenido aquí tanta incidencia.

Desde 1979 se han tomado buenas decisiones para la Ciudad : Se alcanzó la propiedad de la Plaza de Toros evitando allí una monstruosa construcción, lo mismo que en la Plaza de las Cachavas, también pasó al patrimonio municipal la Finca de Mataleñas , la de Jado o el Parque de Morales, que junta con la extraordinaria decisión de compra del Palacio de la Magdalena aumento el patrimonio como no podía imaginarse en aquellos primeros años de los Ayuntamientos democráticos.

Es justo reconocer la actuación de la Junta de Obras del Puerto ( si, ya se que ahora se llama Autoridad Portuaria de Santander ) que ha liberado gran cantidad de espacios, se han eliminado vías y trenes atravesando el casco urbano, además de otras buenas actuaciones como el Dique de Gamazo, aunque la fiebre de colocar barandillas en la machina es francamente reprobable.

Las cosas continuaron con decisiones estratégicas muy interesantes para el desarrollo de la Ciudad : Se peatonalizó la Calle Burgos recuperando un zona bastante lúgubre para el peatón, al mismo tiempo que las conexiones Norte – Sur tenían su reflejo con la construcción y apertura del Túnel de Tetuán.

Las dotaciones productivas se vislumbraron con el Palacio de Exposiciones, los servicios ciudadanos con el saneamiento de la bahía que llevaron beneficios aparejados como la remodelación  de los Jardines de Pereda y el frente marítimo, auténtica joya que a los santanderinos nos permite disfrutar de la Machina.

Siguieron actuaciones tangibles con el Parque de las Llamas, lugar verdaderamente increíble para el esparcimiento ciudadano, mientras que con coraje político y determinación personal se salvó la Finca de la Remonta,  impidiendo que allí se construyese para una población del tamaño de Astillero, con los enormes problemas económicos, sociales y logísticos que ello habría supuesto para Santander. Actuación esta, que por si sola merece tanto reconocimiento como agradecimiento eterno.

Sin embargo en los últimos años las cosas tienen diferente dimensión, no aparecen actuaciones que supongan un avance sustancial en la constante mejora de la Ciudad, quizás con la excepción del Paseo Marítimo en Marqués de la Hermida, porque el modelo de urbanización realizado en Bajamar o las plazoletas perpetradas en Reina Victoria y al final de Juan de la Cosa son auténticas horteradas muy merecedoras de un buldozer desbocado.

El resto… desafortunadamente humo, artificio anunciado a los sones de “Pompa y circunstancia” que nada deja a la Ciudad, aderezado con un alocado sistema de metro -bus que ocupa carriles del tráfico ordinario, elimina aparcamientos, amenaza con cámaras para multar a la gente, lo que nos dará sin duda momentos de gloria. ( sarcasmo)

Se abandona un modelo que ha llevado a Santander a mejoras constantes, que ha permitido su evolución con obras y actuaciones concretas y tangibles, modelo que  ha contado con la aceptación mayoritaria de los santanderinos por algo difuso, no explicado , que los ciudadanos parece que no han asumido y claro… obraron en consecuencia en 2015 y además me barrunto que en 2019 volverán a obrar también en consecuencia, pero con más intensidad.

Publicado en General | Deja un comentario